Acurrúcame

Esta noche muñeca divina
con mi mandolina te vengo a cantar.
Sal prontito carita de cielo
que tenga el consuelo de verte asomar.
Son mis notas lamentos del alma
suspiros que llegan hacia tu balcón.
No consientas carita morena
que muera de pena y desilusión.
Acurrúcame, como un niño que tiembla de frio
acurrúcame, en un sueño de eterna pasión
acurrúcame, que no puedo sufrir tu desvio
tu amor ha de ser sólo mio, por favor dame tu corazón.

Otra vez a rondarte he venido
de amores tranquilos, sonando al cantar.
Yo en tus labios quisiera algún día
hallar vida mía la felicidad.
Con mis notas lamentos del alma
suspiros que vuelan hacia tu balcón.
No consientas, carita morena
que muera de pena y desilusión.

Acurrúcame, por favor,
acurrúcame, acurrúcame, acurrúcame, por favor.