La bella Lola

Despues de un año de no ver la tierra
porque la guerra me lo impidió
regresé al puerto en donde estaba
lo que adoraba mi corazón.
Cuando en la playa la bella Lola
su lindo talle luciendo va,
los marineros se vuelven locos
y hasta el piloto pierde el control.

¡ Ay que placer
sentía yo
cuando en la playa
sacó el pañuelo y me saludó.
Luego despues
vino hacia mí,
me dio un abrazo
y, en el acto, sentí morir.